NIQUEL

Fórmula química:

Elemento: Níquel Ni.
Mena: Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10.

Propiedades físicas:

Mena:
Sistema: monoclínico. Hábito: agregados lamelares o afieltrados, microcristalinos. Dureza: 2 a 3. Densidad: 2,2 - 2,7. Color: verde, verde amarillento a verde azulado. Raya: incolora a blanca. Brillo: craso a mate. Exfoliación: carente. Fractura: concoidea. Tenacidad: frágil.


Descripción:

El níquel se encuentra en la naturaleza formando silicatos, óxidos, sulfuros, sulfatos, etc. La Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10, es uno de los minerales más empleados en la extracción de este metal. Se usa mayormente en la fabricación de aceros especiales como el "stainless steel" (acero inoxidable). Igual que muchos otros minerales, el níquel puede ser explotado por ambos métodos: cielo abierto y subterráneo. El níquel es un mineral de gran demanda en la industria (la siderúrgica por ejemplo), principalmente para la obtención de aceros de gran calidad y en muchísimas aleaciones con Cobre, Cromo, Aluminio, Plomo, Cobalto, Manganeso, Plata y Oro. El níquel da a las aleaciones dureza, tenacidad y ligereza, así como cualidades anticorrosivas, eléctricas y térmicas.

Antecedentes en Venezuela:

En enero de 1961, el ministerio de Minas e Hidrocarburos a través de la Direcciones de Minas y Geología, realizó la investigación sistemática del yacimiento de níquel de Loma de Hierro con el fin de establecer su importancia económica. El desarrollo de este programa permitió evaluar hasta el 31 de diciembre de 1962 reservas que alcanzaban 45.899.943 toneladas métricas del mineral con un tenor promedio de 68,1%.

Localización:

En Venezuela los depósitos de níquel se asocian con rocas ultrabásicas serpentinizadas de la Cordillera de la Costa. Todos los depósitos y manifestaciones estudiadas son del tipo laterítico. Hasta el momento, en nuestro país no se han ubicado depósitos primarios de níquel asociados con sulfuros de origen magmático.

Las rocas ultrabásicas en el norte de Venezuela forman dos fajas definidas a lo largo de la Cordillera de la Costa y Serranía del Interior. La faja norte se extiende desde Margarita pasando por el norte de Caracas hacia el oeste, al norte de las montañas de Puerto Cabello-Santa María (Estado Yaracuy); la segunda faja se extiende desde la Península de Araya-Paria, en dirección, en dirección oeste pasando por la cuenca de Santa Lucía, Charallave, Loma de Hierro, Villa de Cura, San Juan de los Morros, Tinaquillo y Cabimba. Fuera de esta dos fajas, se encuentran peridotitas serpentinizadas en la Península de Paraguaná (Cerro Santa Ana) a lo largo del frente montañoso de la Serranía del Interior y al norte del valle río Yaracuy.

Las grandes masas de Loma de Hierro y Tinaquillo son las únicas intrusiones que han sido estudiadas sistemáticamente para determinar reservas y tenor de las menas de níquel.

Estado Aragua, Región de Loma de Hierro: la masa de peridotita serpentinizada, aflora a unos 20 Km al sur de Tejerías, formando un cuerpo continuo que se extiende por más de 21 Km de distancia, en dirección N 70 E, desde unos 4 Km al oeste del caserío de Tiara, hasta las proximidades de Tácata, con una anchura veriable entre 1 y 5 Km.

La roca es una harzburgita serpentinizada, maciza y de composición mineralógica relativamente constante, en forma de un sill de unos 700 m de espesor, con abundantes diaclasas. En general, la roca es de color verde oscuro y ha sido intrusionada localmente por diques piroxénicos.

En la zona de Loma de Hierro, el manto laterítico cubre una superficie de más de 600 ha y delimita la extensión del yacimiento niquelífero, cuyo espesor promedio es de 6,36 m. El yacimiento, producto de la alteración in situ de la peridotita es similar a los yacimientos explotados en Cuba, República Dominicana, Brasil, Guatemala, Nueva Caledonia, Islas Filipinas e Islas Celebes.

De acuerdo a los trabajos evaluativos ejecutados a todo lo largo del área, se pudieron diferenciar claramente las partes componentes de la masa laterítica de Loma de Hierro. Para los efectos de la cubinación, el nivel laterítico fue dividido en cuatro zonas en base principalmente de sus características físicas y variación química, estas zonas son:

Zona 1: La parte superior de la laterita es un manto arcilloso de color rojo, con pequeñas concreciones y costras de Goethita-Limonita. A pesar de ser muy poroso, el peso específico del material es elevado por el contenido de hierro que varía entre 35 y 45%.

Zona 2: Esta zona, compuesta de laterita niquelífera, es de color amarillo rojizo que infrayace a la Zona 1. La laterita tiene un alto grado de humedad y bajo peso específico. El níquel se ha concentrado por precipitación iónica de las aguas de penetración, en forma de Garnierita (silicato hidratado de Magnesio y Níquel) en laterita.

Zona 3: serpentinita niquelífera, es la parte comprendida entre la base de la laterita niquelífera y el contacto superior de la porción meteorizada de la masa de peridotita serpentinizada que sirve de base a todo cuerpo laterítico. Es una serpentina alterada de color verdoso claro, caracterizada por el desarrollo de sistemas de fracturas y alto grado de porososidad. La mena niquelífera se presenta en forma de laminaciones y rellenado de diaclasas y porosidades secundarias. El material es poroso, de bajo peso específico, alto contenido de Níquel y Magnesio y bajo contenido de hierro.

Zona 4: esta zona comprende la peridotita con un alto grado de serpentinización más o menos variable. Posee el tenor inicial de níquel, característico de las peridotitas (0,25 %). No se considera mena.

Estado Cojedes. Area de Tinaquillo: investigaciones realizadas, han mostrado enriquecimiento de níquel en lateritas producidas a partir de rocas ultrabásicas.

La peridotita de Tinaquillo es una masa que aflora al este de la población homónima y está compuesta principalmente de peridotita, serpentinita y metagabro en contacto con diques ácidos, cuarcitas metamorfizadas y bandas de piroxinita y anfibolita. Cuatro tipos de materiales fueron considerados en el proceso de investigación: material laterítico arrastrado, material laterítico in situ con drenaje pobre, material laterítico in situ con buen drenaje, y serpentinitas.

Aplicación:

El níquel es, después del manganeso, el metal más usado en ferroaleaciones, pero también tiene otras numerosas aplicaciones, proporciona a las aleaciones dureza, tenacidad, ligereza, cualidades anticorrosivas, térmicas y eléctricas. Se emplea principalmente en aleaciones al níquel y otras, tales como: latones y bronces al níquel, y aleaciones con cobre. También está muy extendido su empleo en la acuñación de monedas y niquelado. Comunmente en el comercio del níquel puro es integrado en forma de lingotes, municiones, pellets y polvo, así como en forma de óxido conteniendo de 75 a 90% de níquel.

Asociaciones:

Existen alrededor de ocho minerales de Níquel, pero las más comunes son la Garnierita (Ni,Mg)6[(OH)8//Si4O10 y la Pentlandita (Ni,Fe)9S8 . Los minerales que se utilizan como fuentes de níquel, aparecen en tres formas: sulfuros, silicatos, mineral de hierro niquelífero.

La Pentlandita, la cual contiene porcentajes variables de níquel y de Hierro (Ni - Fe) S, viene a constituirse en la fuente de casi todo el níquel producido de los minerales de pirrotina y Calcopirita en los principales yacimientos del mundo. También se conocen la niquelina (níquel arsenical cuya fórmula es: NiAs) y la chloantita.

Referencias:

BALESTRINI, C. (1959) Economía Minera y Petrolera, Caracas. Universidad Central de Venezuela. 366 p.

HOCHLEITNER, R.(1997). Gran guía de la naturaleza Minerales y Cristales, Madrid. Edit. Everest S.A. 255 p.

MINISTERIO DE MINAS E HIDROCARBUROS, DIRECCIÓN GENERAL (1963). La industria minera de Venezuela, Caracas. 79 p.

MOTTANA, A., R. CRESPI & G. LIBORIO.(1999). Minerales y Rocas, guías de la naturaleza. Baecelona, Editorial GRIJALBO, 608 p.

RODRIGUEZ, S. (1986). Recursos Minerales de Venezuela. Boletín del Ministerio de Energía y Minas, Caracas. 15(27). 215 p.

| Página Principal de Minerales | Listado de Minerales |
| Código Geológico de Venezuela | Enviar Comentarios
|

© PDVSA-Intevep, 1997