FELDESPATOS

Son los minerales primarios más abundantes de la corteza terrestre y en los suelos son constituyentes importantes de la arena y el limo. Además, es una de las principales fuentes de potasio y Calcio, los cuales pueden ser liberados de los feldespatos por procesos de meteorización.

Los feldespatos constituyen un grupo natural de gran importancia por el papel que desempeñan en las rocas eruptivas, tales como el granito, la sienita, el pórfido y la traquita, y en las rocas metamórficas como el gneis.


Forman el grupo de minerales más amplio de la naturaleza, y son constituyentes fundamentales de las rocas ígneas. Los feldespatos se dividen en dos grandes grupos: el grupo de la ortosa, o feldespatos potásicos, y el grupo de las plagioclasas, o feldespatos sódicos-cálcicos.

Localización:

Venezuela posee importantes cuerpos pegmatíticos en los estados Cojedes, Barinas, Táchira, Mérida y Trujillo, pero la producción comercial de feldespato asociado con pegmatitas, se realiza sólo en los estados Cojedes y Barinas.

El Estado Mérida, aun cuando no tiene explotaciones comerciales de feldespato, posee una de las reservas potenciales más importantes del país. En el Estado Yaracuy, varias secuencias de gneises han sido explotadas como mena feldespática, pero por problemas de tipo físico y químico han hecho prohibitiva una minería a gran escala. La mayoría de estos depósitos, se explotan en condiciones favorables a cielo abierto.

Estado Cojedes: estos depósitos se asocian con micropegmatitas del Complejo Granítico El Tinaco. Este granito se encuentra intrusionando rocas metamórficas ubicadas a lo largo del flanco sur de las montañas de Cojedes septentrional. El granito aflora en los lechos de los tributarios del Río Tinaco a noreste de la población que lleva el mismo nombre; es una roca de grano fino, rosada, moderada a intensamente triturada, con porfidoblastos de microclino de hasta 15 mm de longitud. El Cuarzo constituye del 10 al 20% de la mena y al resto se compone de albita y oligoclasa y microclino o micropertita microclínica. Los depósitos comerciales de feldespato se asocian con micropegmatitas blancas presentes a todo lo largo del cuerpo granítico. Las micropegmatitas constituyen cuerpos morfológicamente heterogéneos que pueden sobrepasar los 100 m de diámetro. La roca está constituida por cristales de microclino con grandes inclusiones de cuarzo que pueden haberse formado por recristalización de la micropegmatita. Toda la minería sobre estos cuerpos es a cielo abierto y la mena es enviada a El Tinaco, donde se trata magnéticamente y por flotación, produciéndose concentrados aptos para la cerámica, sanitarios y porcelana.

Estado Barinas: los depósitos de la región se asocian con pegmatitas y aplitas presentes en el gneis bandeado de La Mitisús, una de las unidades más importantes del flanco centro-oriental de la Cordillera Andina. Esta unidad aparece bien expuesta al este del pueblo de La Mitisús, a lo largo de la carretera Barinitas-Santo Domingo. De acuerdo a estudios petrográficos detallados, la unidad está integrada por los siguientes tipos de roca: gneises y esquistos de biotita-muscovita-cuarzo, los minerales accesorios incluyen Epidoto, Esfena, Clinozoisita y Magnetita; gneises y esquistos de biotita-almandina; gneises y esquistos de silimanita-almandina-biotita; y gneises y esquistos de hornablenda-plagioglasa-biotita y anfibolita.

Pegmatitas del Estado Mérida: la región central del estado contiene una de las reservas más importantes de pegmatitas blancas en el país, aún cuando su ubicación geográfica las hace no competitivas con otros depósitos de mena feldespática en Venezuela. Las pegmatitas de la región de Peñas Blancas cubren una extensa zona a unos 15 Km del pueblo de Apartaderos a 4000 m.s.n.m. Geológicamente constituyen enormes cuerpos intrusivos ácidos asociados con el Precámbrico cristalino andino, y mineralógicamente están constituidas por feldespato potásico, muscovita en cristales grandes y cuarzo eminentemente hialino.

Estado Yaracuy: posee varias secuencias de gneises feldespáticos poco contaminados con biotita, asociada con la Formación Las Brisas, los cuales han sido explotados en forma intermitente para la producción de mena feldespática. Estas secuencias de gneises se intercalan con niveles biotíticos a lo largo de Yaracuy central y oriental, pero son importantes en las áreas de San Pablo, Temerla y Salom, donde constituyen mantos de espesor considerable y morfología lenticular. Mineralógicamente, estos depósitos están constituidos por feldespato potásico y plagioclasas parcialmente alteradas, muscovita y cuarzo, formando un material incoherente, blanco a gris claro, de aspecto arenoso en contacto transcional con niveles de gneises feldespáticos poco alterados. La presencia de bandas de biotita contamina inmediatamente el material incoherente, haciéndolo en varias zona no comercial.

Aplicación:

Materia prima fundamental en las industrias de la cerámica, sanitarios, vidrio y porcelana.

Asociaciones:

Son silicatos aluminicoalcalinos o aluminicocálcicos anhidros, que pertenecen a tres tipos principales, de extraordinaria afinidad estructural que facilita sus mezclas isomorfas y asociaciones regulares: el feldespato potásico u ortosa (Si3O8AlK), el feldespato sódico o albita (Si3O8AlNa), y el feldespato cálcico o anortita (Si2O8Al2Ca).

Raramente se presentan puras estas especies, siendo, por el contrario, muy frecuente su asociación a consecuencia de desmezcla o bajo la forma de mezcla isomorfa. La primera se presenta bajo dos formas: una monoclínica, la ortosa propiamente dicha, y otra triclínica, la microlina. La primera y la segunda se mezclan dando la anortoclasa; la segunda y la tercera, las plagioclasas. La miscibilidad entre la primera y la tercera es prácticamente nula.

Estadísticas y mercado:

Este mineral industrial ha mantenido su demanda, y podrá alcanzar una producción por encima de 200.000 toneladas.

Referencias:

CAMIVEN: 1999 FUE UN MAL AÑO PARA LA INDUSTRIA MINERA. Economía Hoy, Caracas, (Venezuela), 24/01/00.

CASANOVA, E. (1996). Introducción a la Ciencia del Suelo. Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico, Caracas, 380 p.

GOLD G, G, & J JUBANY CASANOVAS. Atlas de mineralogía. s.I., Colección de ATLAS DE CIENCIAS, EDIBOOK, SA, 94 p.

RODRIGUEZ, S. (1986). Recursos Minerales de Venezuela. Boletín del Ministerio de Energía y Minas, Caracas. 15(27). 215 p.

| Página Principal de Minerales | Listado de Minerales |
| Código Geológico de Venezuela | Enviar Comentarios
|

© PDVSA-Intevep, 1997