Dic 15 al 19
  ¿Sabía Ud. que?

El símbolo de PDVSA está basado en un petroglifo en forma de sol ornamentado, representado en la Piedra Guarataro que se encuentra en Caicara del Orinoco. La simbología del sol como fuente de energía es asociado con la empresa.
Inicio / PDVSA Informa
 
››››››››››››››››››››››››››››››
PDVSA Informa
  Ámbito petrolero
   Especiales
   Forjadores
   Fotografías
   Audios
   Videos
   Fotoreportajes
  16-12-2012
En los últimos cinco años
PDVSA ha invertido 4 mil 355 millones de dólares en mantenimiento rutinario y mayor en el Centro de Refinación Paraguaná

Caracas.- Un equipo calificado y con vasta experiencia en el área de la refinación lidera el mantenimiento rutinario y general de los diferentes equipos, instalaciones y unidades de procesos del Centro de Refinación Paraguaná (CRP), ubicado en el estado Falcón, en donde Petróleos de Venezuela, S.A (PDVSA) ha invertido un total de 4 mil 355 millones de dólares en los últimos cinco años.

El gerente general del Centro de Refinación Paraguaná, Jesús Luongo, señaló que las cifras corresponden a la inversión ejecutada desde 2007 hasta julio de este año: “Para el mantenimiento de rutina de nuestros equipos fueron necesarios mil 821 millones de dólares, mientras que para las paradas de plantas y mantenimiento de equipos mayores el monto alcanza los dos mil 534 millones de dólares”. 

Luongo destacó que desde octubre de 2011 hasta julio de 2012, período correspondiente a la retroactividad de la nueva Convención Colectiva Petrolera, más de 20 mil trabajadores de contratistas y cooperativas prestaron sus servicios al CRP para realizar actividades de mantenimiento.

“Esos hombres y mujeres vinieron al CRP a trabajar, a ejecutar mantenimiento rutinario o general a nuestras unidades de procesos, lo que evidencia el esfuerzo de la estatal petrolera por el mantenimiento las condiciones operacionales de las plantas que conforman el CRP”, afirmó Luongo.  

Reparaciones mayores
Para la planificación y dirección del mantenimiento mayor de las plantas, chimeneas, tanques, esferas, calderas, muelles y equipos especiales, el CRP cuenta con 250 personas que se suman a las 20 mil que, en promedio, acceden anualmente a las refinerías a través del Sistema para la Democratización del Empleo (SISDEM) y cuyos esfuerzos superan seis millones 500 mil horas hombres trabajadas, sólo en 2012.

El gerente general de PDV Mantenimiento, Eddie Miquilena, afirmó que las reparaciones mayores en las instalaciones petroleras se ejecutan con el propósito de restituir la confiabilidad operacional de las plantas y así garantizar la corrida estipulada de manera segura y confiable.

Existe un programa planificado de paradas de planta 2012-2013, desarrollado por la Gerencia General con el respaldo de las Gerencias Técnica y de Operaciones: “Ellos nos indican en qué momento debemos ejecutar las paradas de planta, que dependerá del tiempo de corrida y del tipo de servicio que presta cada instalación”, explicó Miquilena, quien cuenta con 24 años de servicio en la industria petrolera.

En lo que va de 2012 se han ejecutado 35 mantenimientos a instalaciones mayores y 29 están en ejecución para un total de 74 reparaciones. Hasta la fecha, PDV Mantenimiento ha cumplido con la programación en 28 plantas de procesos, la más importante fue la realizada en el primer trimestre del año, la parada del Flexicraquer, donde nueve unidades que forman parte del complejo fueron intervenidas. Actualmente se ejecuta la reparación y expansión del Complejo de Lubricantes en la Refinería Cardón.
 
De los 637 tanques y esferas que hay en el Centro de Refinación  han recibido mantenimiento mayor 298 en los últimos cinco años. Miquilena señaló que hay tanques cuya confiabilidad puede durar hasta 15 años, lo cual dependerá del tipo de servicio que brinde y del producto que almacene. En el caso de las esferas, éstas tienen un tiempo de frecuencia de mantenimiento general de 10 años.

“Tenemos 43 tanques y esferas que hemos intervenido, este año ya entregamos 17 y en este momento estamos ejecutando 26, tanto en Amuay como en Cardón”, informó Miquilena.

Para el éxito de este tipo de trabajo es necesario un equipo de ingenieros y técnicos, quienes junto con la mano de obra calificada que ofrecen los artesanos, obreros, andamieros, mecánicos, soldadores, electricistas e instrumentistas, ejecutan el mantenimiento de forma adecuada, asegurando la calidad de los trabajos.

Mantenimiento rutina
El mejoramiento rutinario a los equipos de las unidades de procesos del Centro de Refinación Paraguaná se basa en la programación del Plan de Mantenimiento Preventivo que se lleva a cabo de acuerdo con las indicaciones de los ingenieros de confiabilidad, quienes determinan la frecuencia con la que los equipos deben someterse a este tipo de reparación. 
 
“Con base en los resultados, elaboramos el plan y luego comenzamos las actividades de mantenimiento en los equipos rotativos y estáticos para lo que contamos con mil 117 trabajadores de la nómina de PDVSA y 900 personas entre contratistas y cooperativas; es decir, trabajamos en equipo”, indicó el gerente de Mantenimiento del CRP, Zoilo Román.

Asdrúbal Martínez, gerente de Mantenimiento Rutina de la Refinería Amuay, explicó que el mantenimiento preventivo busca restablecer las condiciones operacionales de los equipos, mantenerlos en funcionamiento y garantizar que cumplan con los objetivos para los cuales fueron diseñados.

Con casi cuatro décadas prestando sus servicios en el CRP, Martínez describe las actividades de mantenimiento de rutina más resaltantes de los últimos meses: “Recuperamos los hornos de Planta 3 así como la regeneración del sistema de vapor de Planta 4; hecho que fue posible gracias al mantenimiento de líneas y válvulas, reemplazamos los subcabezales de la Estación de Bombeo de Agua Salada (EBAS 2) y actualmente estamos en proceso de recuperación de las cabrias y de la cinta CV-9506 de la Unidad de Coquización Retardada (CRAY). Todos estos trabajos han sido planificados por nuestra Gerencia”, enfatizó.

Estos trabajadores, que han liderado el mantenimiento rutinario y general de las instalaciones del CRP, son los mismos que recuperaron la industria luego del sabotaje petrolero de 2002, indicativo de que la población venezolana puede confiar en que estos hombres y mujeres trabajarán sin descanso para continuar con la programación del Plan de Mantenimiento del Centro de Refinación Paraguaná.