Jul 07 al 11
  ¿Sabía Ud. que?

El símbolo de PDVSA está basado en un petroglifo en forma de sol ornamentado, representado en la Piedra Guarataro que se encuentra en Caicara del Orinoco. La simbología del sol como fuente de energía es asociado con la empresa.
Inicio / Centro de Arte La Estancia / Catálogo de Productos
 
››››››››››››››››››››››››››››››
La Canción Patriótica
Compositores
Repertorio
 
 
Para conocer

Testimonios Sonoros de La Libertad
Disco de Canciones Patrióticas del Siglo XIX

El Centro de Arte La Estancia, brazo social y cultural de PDVSA, con el objeto de convertir en patrimonio vivo los bienes tangibles e intangibles de cualquier época que sea necesario conservar por su excepcional valor histórico o artístico, quiso promover e incentivar la investigación del destacado compositor venezolano y profundo conocedor de la técnica e historia de la música, el Maestro Diego Silva,  sobre canciones venezolanas cuyo origen se remonta  al siglo XVIII y XIX.

Escudriñando y recreando nuestra historia

Se trató de un trabajo de filigrana, a través de la búsqueda de las fuentes primarias, de papeles contentivos de partituras originales, realizadas durante y para el proceso independentista. Un equipo especializado se encargó de la recuperación de estas composiciones decimonónicas, de descifrar sus significados, de imaginar en algunos casos sus  lagunas, de reconstruir bocetos, de elaborar partichelas,  y sobre todo, de escudriñar en el sentir patriótico de quienes,  a través de la música se convertían en combatientes de la libertad.

 Así, Belén Ojeda hizo canto de la palabra escrita con su extraordinaria dirección del Coro, perfectamente seleccionado, y con el trabajo de investigación de Ignacio Barreto, se desentrañaron incógnitas para convertirlas en piezas
de disfrute nuestro.

Legado revolucionario

Arpegios, bemoles y sonidos varios, finamente trazados, análogos a las tendencias de su tiempo, permitieron a nuestros creadores dejar un legado que, por revolucionario, muchas veces debía dejarse de lado, tal como lo hicieran, en palabras de Diego Silva, años más tarde algunos de nuestros musicólogos, ajenos a la esencia misma de nuestra historia musical.

Estas piezas son interpretadas por un grupo de excelsas voces e instrumentos, quienes, con el entusiasmo de lo descubierto y la tarea de quien construye un sueño, fueron entonándolas una a una, hasta lograr el triunfo sobre el olvido y la desmemoria.

"Esta joya constituye una herencia que queremos dejar a todos los venezolanos, hacia la celebración del Bicentenario de las Independencias de América, como testimonio indubitable de nuestra identidad".

Beatrice Sansó de Ramírez
Gerente General de PDVSA-Centro de Arte La Estancia

“Escuchen … sueñen, hijos de los tiempos heredados y de los que vendrán, porque cuando se erigieron fronteras … ellos compusieron músicas para ir sobre ellas y cantaron glorias en un aire nublado de humo y pólvora, porque hacía falta no sólo coraje y desprendimiento (virtudes difíciles de encontrar en los músicos actuales) sino un gran corazón”.

Diego Silva Silva. Caracas, 19 de abril del año 2008